Unboxing Un viaje sin retorno.



¡Hola, amigos!


Ya nos vamos acercando al final del curso escolar (¡ánimo a todos los estudiantes o padres que me leen! ) y el cansancio ya se empieza a sentir, pero no quería dejar de compartir con vosotros el maravilloso momento en el que los primeros ejemplares de Un viaje sin retorno llegaron a casa.


Os podéis imaginar mi alegría al ver aparecer al señor mensajero con esas cajas cargadas de sueños y aventuras en busca de un nuevo hogar. Mirad como mis pequeños saludaban a su mamá...







 La verdad es que CreateSpacese lo ha currado y las cajas han llegado en buenas condiciones y mucho antes de lo esperado. Además, os puedo asegurar que el acabado es de bastante calidad para tratarse de una autoedición, es más, echando un ojo a la primera edición de La sombra de una esperanza me sorprendió que la calidad de esta novela fuese muchísimo mejor y eso me ha terminado de convencer de sacar una nueva edición de La sombra de una esperanza con CreateSpace.
Supongo que los que me seguís en Facebook ya habréis podido ver vosotros mismos la calidad a través de las fotos que colgué aquella misma tarde, pero, para los despistados, aquí tenéis el book de fotos que mi queridísimo marido hizo de mis pequeños.

Como véis la portada de Nune Martínez ha quedado de lujo y no podéis negar que resulta sumamente atractiva a primera vista... ¡yo me lo compraría!
Además, dado que yo tengo grandes ideas para la puesta en escena y mi marido tiene unas manos mágicas con la dichosa cámara, me pareció una buenísima idea ambientar un poco las fotos con esos adornos que podéis ver en la foto.
Las máscaras son un recuerdo de Venecia, donde, por cierto, mi marido se me declaró hace ya casi dos años. Estas máscaras representan la tragedia y la comedia, algo que viene muy bien porque Un viaje sin retorno tiene mucho de las dos cosas. Además, me pareció genial dar uso a uno de los regalos más especiales que me han hecho: una pluma y su tintero. Este adorno queda genial si tenemos en cuenta que, en esta parte, vamos a conocer a Owen, un bibliófilo muy especial, que seguramente estaría encantado con el detalle.








Por último, podemos hablar de la calidad interior. La verdad es que tuve que leer muchas opiniones anttes de decidirme por el color de las páginas interiores. Para los que no lo sepáis, CreateSpace te ofrece dos posibilidades: blanco o crema. Al parecer, el color crema es el más utilizado actualmente por las grandes editoriales porque se considera más adecuado para la lectura y, tras leer varias opiniones, me incliné por esa tonalidad para el interior. La verdad es que ahora mismo no me arrepiento porque, aunque no se nota mucho, esa cremosidad sí que hace que el interior parezca más cálido y menos frío.


En fin, podemos concluir este unboxing dándole un 10 a CreateSpace por el trabajo de impresión y envío. Sinceramente, si teníais pensado autopublicar y no sabíais muy bien si decantaros por la opción de Amazon, yo os lo recomiendo si queréis una edición de cierta calidad a un precio más que adecuado.

Un abrazo, chicos.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Un fragmento para abrir boca

Ya ha llegado el día.